AQUÍ ESCUCHAS RADIO_HUMANET - Si desea silenciar haga clic sobre el fondo negro

Derechos, Valores y Crecimiento Humano: Necesidades que requieren ser clarificadas

Nuestros Portales WEB

HOME

RADIO ON LINE

PSICOLOGIA

VALORES

HISTORIA

HUMANET LTDA

¿Qué es CRECIMIENTO HUMANO?

Jesús Ramón Gómez, Psicólogo

Se confunde con la AUTOSUFICIENCIA, con el TRIUNFO, e incluso con el PODER. Pero el verdadero CRECIMIENTO HUMANO está referido a la capacidad de fortalecer la interioridad, en un proceso de relaciones con uno mismo, los demás -y si es creyente con Dios-, mediatizados por el mundo.

En todas las épocas ha existido la preocupación por la formación integral de las personas, por la búsqueda de ser mejores cada vez mas. Esto se conoce como CRECIMIENTO HUMANO. Podría ser también DESARROLLO HUMANO, pero hay una tendencia creciente a utilizar ésta última expresión en lo referente a las condiciones económicas. -Así por ejemplo, se habla de "indices de Desarrollo Humano" en función de las posibilidades de consumo-

Un enfoque del Crecimiento Humano tienen que ver con la perspectiva que tenemos de cada uno y el Sentido que damos a la Vida, basado fundamentalmente en Valores.

Sin embargo, es importante decantar el tema pues ha sido tomado por la sociedad de consumo, y para muchos el "Crecimiento Humano" es tomado como una simple manera de obtener ingresos económicos y por tanto llegar a un grupo de consumidores, por ejemplo, con las grandes cantidades de libros que en muchas ocasiones tienen como propósito atender un mercado de consumidores ávidos de orientación para sus vidas. Este es el campo especulativo que aprovecha una necesidad sentida de las personas.

Por el contrario, la importancia de trabajar éstas dimensiones del ser humano, deben partir del interés por aportar elementos que le permitan salir adelante, motivar a la reflexión, fortalecer enfoques auténticos, que respondan a un lógica natural, y permitan avanzar por el camino de la verdad.

Para ilustrar una manera consumista, o mercantilista de abordar la problemática humana, que siempre se ha dado, dado que la necesidad de crecimiento es inherente al ser humano, podemos ver esta cita de Platón donde hacía una crítica a las pretensiones de sólo producir negocio con la problemática de los demás:

“...aquellos que pregonan las mercancías de la sabiduría recorriendo las ciudades y vendiéndolas a cualquier cliente que tenga necesidad de ellas, las alaban a todas por igual, aunque no me sorprendería, ¡oh amigo mío! Que muchos de ellos ignoren realmente su efecto sobre el alma y que sus compradores igualmente lo ignoren… Detente y no arriesgues tus más queridos intereses en un juego de azar. Es una aventura mucho mayor comprar sabiduría que comprar carne o bebida…” (Platón, Protágoras).

A tales llamamientos se sumaba San Agustín de Hipona, con su explicación de lo que para él significó vivir en carne propia el ser un traficante de “sabiduría”:

Por aquellos años enseñaba yo la retórica. El amor al dinero me seducía y me hacía vender a los demás una palabrería llena de triunfos” (SAN AGUSTIN. “Confesiones”).

En la actualidad los estantes de las librerías están llenos de ofertas de libros de "autoayuda", "crecimiento personal" y entre ellos pueden observarse gran cantidad de "profetas" que plantean sus "leyes del éxito", "de la vida", "del amor", "la eterna juventud", etc.

Cualquier problema que aborde el ser humano debe contener la seriedad necesaria para que esa materia prima (la persona), no se vea desdibujada y utilizada de manera peligrosa.

Todos aquellos que tienen un interés altruista, y de manera particular las profesiones que tienen como elemento fundamental el hombre, deben estudiar con detenimiento el tipo de concepciones y tesis que promueven. Esto es válido para todos, incluso para las religiones.

El cristianismo, por ejemplo señala frases de la Biblia que llaman la atención acerca de los falsos profetas: “...no seremos como niños, que cambian fácilmente de parecer y que son arrastrados por el viento de cualquier nueva enseñanza hasta dejarse engañar por gente astuta que anda por caminos equivocados” . EFESIOS 4, 12-16

En cuanto al Crecimiento tiene especial significación lo referente a Valores Humanos y su enfoque. Hace mucho tiempo que los comerciantes del crecimiento han visto en los Valores Humanos un importante caballo de batalla, y obviamente, cuando la teoría sobre lo humano se toma prioritariamente con afán mercantil, entonces se invierten las escalas de valores y se acomodan al antojo, relativizándolos.

Humanet.co quiere llamar a reflexionar sobre los VALORES HUMANOS porque entendemos que éstos no están en crisis, está en crisis gran parte de la sociedad, la familia y las personas.

Y precisamente, una de las razones por las cuales se genera confusión en torno al tema de los Valores humanos, ha sido su relativización, tema que abordaremos con detenimiento en diferentes escritos.

.

 

CD ROM MULTIMEDIA

Los Derechos Humanos tienen en los Valores una brújula, un corazón, una guía y cuando este hecho se desconoce, se tiene la posibilidad de desbordarlos en su efecto.

Si al abordar cualquier Derecho se estableciera de inmediato su relación con los Valores Humanos Universales, la probabilidad de error se disminuiría notablementre. Una manera gráfica para decirlo es entender que los derechos corresponden al terreno objetivo, son aquello que "recibimos" y los Valores corresponden a nuestra subjetividad, son aquello que "damos" como poroducto de nuestra lógica natural.

Ahora bien, los derechos no abarcan absolutamente todas las situaciones. Por ejemplo, nacer, que se ha entendido como "DERECHO", no es en realidad un derecho sino un don, una expresión de la gratuidad. Los derechos se dan en torno a las garantías de que esa vida pueda alcanzar todo su desarrollo.

 

 

Llene su Pantalla de animación con la ENCICLOPEDIA MULTIMEDIA HUMANET

Ver CDs

L

a

N

o

v

e

l

s

 

¿Tienen los DERECHOS límites? La respuesta a esta pregunta está en el planteamiento de que los derechos no son absolutos ni pueden entenderse al margen de la estructura de la persona humana, la cual tiene otros elementos claves como lo son LOS VALORES.

 

“Dos amores fundaron, pues, dos ciudades, a saber: el amor propio hasta el desprecio de Dios, la terrena, y el amor de Dios hasta el desprecio de sí propio, la celestial”. (La ciudad de Dios, XVII, 115).

 

IR A PORTAL PRINCIPAL DE HUMANET